Proceso




El mango es recolectado desde lo alto de los árboles y depositado en jabas de plástico acolchonadas evitando movimientos bruscos y golpes. Una vez ingresado al área de empaque es seleccionado detenidamente por nuestros operarios previo al lavado, desinfectado, secado para luego aplicarle la cera cobertura el cual le permite una mayor conservación.
Según el mercado, el mango puede ser tratado bajo tratamiento hidrotérmico, cámara de maduración o proceso de pre enfriado.
El mango deberá ir bajo una temperatura de 6-8 grados centígrados para conservar su firmeza y frescura.