Proceso



La uva es cosechada en el campo a tempranas horas del día. Antes de su traslado a la planta de proceso es preseleccionada, revisando cada racimo y sus granos. Una vez recepcionada en la planta, se hace un muestreo para determinar su calidad y se pesa; luego se procede a su limpieza con unas compresoras de aire a presión con la finalidad de quitar el polvo. El siguiente paso es la selección de acuerdo a las exigencias de nuestros clientes.

Una vez seleccionadas, se procede a hacer el llenado en las cajas y se pesa. La uva es embalada de acuerdo al cliente y variedad, para lo cual tenemos diferentes tipos de cajas que son utilizadas de acuerdo al mercado de destino y a las exigencias particulares de cada cliente, utilizamos cajas tanto de plástico como de cartón de diferente capacidad, las cuales llevan en su interior: bolsas camisa, bolsas internas de racimo, generadores de S02, absor pad, etc. Una vez embaladas las cajas son rociadas con anhídrido sulfuroso y luego paletizadas según el tipo de caja, calibre y cliente.

Las parihuelas son llevadas al túnel de enfriamiento durante aproximadamente 12 horas para obtener una temperatura de 0ºC. Una vez enfriadas pasan a la cámara de frío para su estabilización y es donde permanecerán hasta el momento de su despacho.